Adolescentes no recurren al “Consultorio de Tabaquismo” del HIGA

En Argentina hay más de 2 millones de fumadores que hace 2 años atrás. Son datos arrojados por la Defensoría del Pueblo Bonaerense. El cigarrillo es considerado como una epidemia prevenible aunque estas cifras son desalentadoras. Primero generan preocupación las conductas que se tomaron para que se vea reflejado así. Es que existe un protocolo denominado Convenio Marco de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que nunca se reglamentó en nuestro país, y de ahí, parten las consecuencias y números actuales. “Un adolescente que empezó a los 17 años y tiene 20 puede cortar ese círculo vicioso de toxicidad antes de que pueda ser considerado para siempre como un paciente de riesgo pero no se acercan al “Consultorio de Tabaquismo” del Hospital”, señaló Germán Bertolot.

En el HIGA los días martes por la tarde se realizan los tratamientos para dejar de fumar. La demanda es pareja tantos en mujeres y hombres. En este momento, hay un poco más de tabaquismo en el sexo femenino. Es más difícil que deje de fumar el varón que la mujer. El que pasó los 10 años es una persona de riesgo. Los pacientes para abandonar esta epidemia tienen de 5 a 6 intentos porque deben ir cambiando su mentalidad y es recomendable recorrer despacio ese camino. “Una recaída no es un paso hacia atrás, ocurre de manera frecuente pero tienen que retomarlo para dejar de fumar en forma definitiva. Parte de la adicción es psicológica. El que tiene una pérdida económica, afectiva también reincide; se tratan de situaciones cotidianas denominadas “situaciones gatillos”, sostuvo el médico neumonólogo.

AUDIO LT20

Etiquetas: , , ,
Categorías: Salud
Menú