Prolifera la mosquita aedes pero el que pica “con poco disimulo” es el charquero

Se han colocado 50 ovitrampas en Junín y localidades del Partido para detectar Aedes aegypti, para así, continuar con las fumigaciones y evitar la reproducción de larvas. De todas maneras, el Director de Bromatología y Zoonosis, destacó que “ahora los que está picando, son los famosos mosquitos charqueros o zancudos callado​ (Aedes albifasciatus) que, después de la lluvia, salen en malón y que son tremendamente agresivos; hasta que no te pican, no se entregan”. El barrio El Picaflor (Sala Sanitaria N°11 Dr. Dana) es uno de los lugares donde se colocaron ovitrampas y “el resultado dio positivo a Aedes pero no a dengue. Te pueden picar 100 mosquitas que no pasa nada si no hay quien esté enfermo de dengue”, explicó Julio Ferrero.

Estos recipientes se ponen en sectores elegidos por los Aedes como, por ejemplo, árboles. Están pintados de negro. De la mitad hacia arriba, es donde las mosquitas van a poner los huevos. Cuando el líquido sube (porque llueve o alguna otra razón), los embriones, hacen eclosión y se está frente a la presencia de mosquitos positivos. “Se realizan quincenalmente, se retiran esas tablas y se ponen nuevas. Las mismas son observadas una por una”, explicó el médico veterinario.

Al saber en qué lugares están los criadores activos, en este caso, son 5 barrios como Almirante Brown, La Vaca y Picaflor (entre otros), es que, a través de la Dirección de Zoonosis en forma conjunta con la Subsecretaría de Medio Ambiente, se realizan controles de foco, es decir, fumigaciones en anillo alrededor de 3/4 cuadras donde está la ovitrampa.

AUDIO LT20

Etiquetas: ,
Categorías: Junin, Sociedad
Menú