Distribuidores de garrafas, en situación crítica

Este panorama alcanza a unas 180 pymes de gas licuado en su mayoría de estructura familiar en las que trabajan unas 3 mil personas y que dependen de la Secretaría de Energía. La actualidad económica y financiera por la que están atravesando es crítica. Afirman que en realidad es un proceso de deterioro constante que ha sufrido el margen de comercialización a lo largo del tiempo frente al aumento de los costos de operación de empresas y de distribución de garrafas en distintos lugares donde tienen acceso con este insumo. “Nosotros tenemos un precio regulado para vender las garrafas. Nuestro margen de transacción, es decir, el precio al que vendemos el producto y el que nos cobran los distribuidores se incrementó un 150%. Y nuestros costos de precios aumentó (en el mismo lapso) un 370%, más del doble. Estos números son la foto del momento que viene teniendo un proceso de deterioro; se come la rentabilidad y están, también, tocando límites de su capacidad cooperativa”, manifestó el presidente de Cadigas (Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado).

Este tipo de industria tiene tres eslabones en la cadena: el productor que le vende el gas al fraccionador, éste lo envasa y se lo vende al distribuidor que es quien llega a los hogares. Claudio Bisurgi dijo que “hay pedidos de audiencia a la Secretaria de Energía (autoridad de aplicación), y por ende, al Subsecretario de Hidrocarburos para lograr una mesa de diálogo y encontrar una solución. Es producto de políticas mal tomadas por el gobierno anterior. Somos conscientes y responsables de que estamos llegando a sectores vulnerables de la población que tenemos que proteger; para que ocurra tiene que pasar lo mismo con nosotros. Sino tenemos empresa no hay capitalidad y acceso a esta necesidad básica”.

AUDIO LT20

Etiquetas: , ,
Categorías: Sociedad
Menú