El Gobierno evalúa subir un impuesto y la nafta tendría un nuevo ajuste

El Gobierno de Javier Milei define por estas horas el futuro del impuesto a los combustibles líquidos (ICL). En enero vence el último decreto de prórroga que congeló el tributo en $27,6 desde octubre de 2022, cuando era ministro de Economía Sergio Massa. Un incremento del 100% podría impactar en una suba de precios del 25% en el surtidor, aunque otros actores del sector estiman que el ajuste rondará el 11%.

Con el objetico de sumar recaudación y compensar el bloqueo de su reforma impositiva prevista en la ley ómnibus, la administración nacional evalúa descongelar el gravamen que no se actualiza desde julio de 2021, lo que habría generado un atraso acumulado del 377%.

Es que ante una suba fuerte de la inflación, el Gobierno de Alberto Fernández decidió congelarlo, algo que luego prorrogó Massa, a pocos días de la segunda vuelta electoral. Si Milei ahora decide subir el impuesto, se estima que sumaría medio punto a la inflación de enero.

Ahora, la expectativa en el sector es que haya un ajuste del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, lo que podría reflejarse en un incremento del 11% al 25% en surtidores desde el jueves. Todo depende del análisis de los números que hacen los integrantes del sector petrolero.

En ese caso que la suba sea del 11%, el litro de nafta súper pasaría de $ 699 a $ 775 en la Ciudad de Buenos Aires, mientras el valor de la premium subiría de $ 862 a $ 956. Esta claro que en el interior el litro está más alto.

⇒ Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: RADIO EN VIVO
⇒ También podés leer más notas informativas en: Diario La Verdad Online
⇒ Todo el Deporte en: LA DEPORTIVA

AUDIO LT20

Etiquetas:
Categorías: Nacional