Trabajo en equipo y educación, puntos claves para tratar la diabetes

Claudio Dituro, médico diabetólogo de Clínica Centro, dio un completo pantallazo sobre la vida del paciente diabético, e hizo hincapié en la importancia del trabajo en equipo para su tratamiento y la educación tanto del enfermo como de su entorno familiar y social, además de destacar los avances de la tecnología que permiten mejorar la calidad de vida.

“El médico solo ya no alcanza hoy para abordar el tema de la diabetes, y por eso, incluso desde la Clínica, se está empezando a plantear el trabajo en equipo. Todos los avances, tanto científicos como tecnológicos, también involucran lo que tiene que ver con la alimentación, así que hay que dar la vuelta la página al respecto con lo que se decía y se hacía, cuando se ponía una comida diferente para la persona con diabetes”, apuntó.

El profesional destacó que “hoy la alimentación debe ser integral, que involucre a toda la familia y no existen alimentos prohibidos. Además, no es lo mismo una persona con obesidad mórbida, con sobrepeso, con hormopeso, que hace o no actividad física, que usa insulina o toma pastillas, que normaliza o baja la glucemia…”.

Al respecto, Dituro observó que “el marco terapéutico es muy amplio y debe ser considerado todo entre el paciente y su médico, pero siempre desde la clínica lo que se pregona es el trabajo en equipo, para buscar un acuerdo terapéutico con la persona, viendo de acuerdo a las comorbolidades que presenta para ajustar las prescripciones. Por ejemplo las gaseosas dietéticas no tienen mucha azúcar pero sí sal”.

“La mejor manera de tumbar barreras es la información, para que se entienda desde leer una etiqueta para saber qué contiene el alimento y también qué hacer para tener el mejor resultado en salud”, agregó.

En estas fiestas, el médico de la Clínica Centro subrayó que “se debe tratar de evitar los bajones abruptos de glucosa, que se llama hipoglucemia, que puede requerir hasta internación en aquellos que usan insulina, o tener picos de glucemia precisamente por transgresiones alimentarias, con consumo excesivo de azúcares o hidratos de carbono que pueden descompensar a la persona y puede terminar con un mal momento en familia y poner en riesgo su salud”.

EDUCACIÓN Y PREVENCIÓN
“Lo que intento siempre en mi caso es trabajar en prevención, entonces lo que hago es visitar a las personas cuando están bien, para hablar e incorporar conceptos para evitar este tipo de situaciones adversas”, apuntó el profesional.

En ese marco, ejemplificó: “Cuando una persona presenta dolor de panza o vómitos, son síntomas de una descompensación aguda por la glucosa, y pueden quedar internados. Por eso es necesario educar a las personas para que sepan cómo responder a estas situaciones, ya que hoy hay muchas herramientas para evitar descompensaciones y las personas educadas son las que resuelven la situación en su entorno familiar”.

“Me toca atender gente que hace veinte años que usa insulina y no saben qué es, y ahí es cuando se inicia a brindarles el conocimiento para que lo puedan implementar en el día a día”, agregó.

CON CONTROL
Por otra parte, Dituro resaltó que “la diabetes se puede controlar, así que la propuesta que tenemos de este trabajo en equipo, es que el protagonista central es la persona con su entorno familiar y social o laboral. Todos deben saber reconocer cuándo presenta cambios de actitud o dice cosas incoherentes, lo cual significa cambios en la glucosa y esto debe saberlo su entorno”.

“Una descompensación aguda como puede ser una hipoglucemia no es igual si se pierde o no el conocimiento, y con una solución simple de agua con azúcar puede resolverse. Hay que romper barreras y es muy importante que docentes de cualquier tipo y nivel pueda saber esto”, indicó.

El profesional aseveró que “tener diabetes no es una discapacidad, y las personas que sufren la enfermedad pueden vivir en comunidad, para lo cual lo más importante es conocer”.

“Yo pregono mucho la actividad física, porque esa persona siempre puede negociar alimentos y medicamentos, pero aquella sedentaria siempre será esclava de los remedios y la alimentación”, remarcó.

LA TECNOLOGÍA
Finalmente, el doctor Dituro destacó la importancia de la tecnología y señaló que “hoy apunta a disminuir la carga de enfermedad de las personas con diabetes, porque estar pinchándose el dedo varias veces por día y colocarse insulina genera una carga emocional y familiar que se torna pesada”.

“La tecnología plantea el uso de difusores continuos de insulina, automatizados, que permite que la persona educada utilice y ayuda a que tenga menos carga con la enfermedad y más calidad de vida. Otra cosa que ayuda es el monitoreo continuo, que se utiliza con sensores que se colocan en la parte posterior del brazo y por sistema de bluetooth, se obtienen datos que ayudan a saber cómo está el nivel de glucosa en sangre, con pendientes de suba o baja, y permite tomar acciones de manera proactiva”, concluyó.

⇒ Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: RADIO EN VIVO
⇒ También podés leer más notas informativas en: Diario La Verdad Online
⇒ Todo el Deporte en: LA DEPORTIVA

AUDIO LT20

Etiquetas:
Categorías: Junin
Menú